FEROMONAS LA QUIMICA DE LA ATRACCION

FEROMONAS LA QUIMICA DE LA ATRACCION

Según el diccionario de la Real academia española el significado de feromonas es “Sustancia química de composición variable que, al ser segregada por un animal, influye en el comportamiento de otros de la misma especie: las feromonas sirven para atraer a los individuos de sexo opuesto o para marcar el territorio". 

Es decir, según el olor que desprendemos de nuestro cuerpo podemos atraer al sexo opuesto. Estas son sustancias químicas que desprende nuestro cuerpo, su segregación normalmente se expulsa por las axilas y genitales, con el sudor.

Las feromonas que desprende nuestro cuerpo son inoloras, pero la nariz es capaz de percibirlas.

El descubrimiento de las feromonas se remonta a los egipcios que ya sabían que mezclando el sudor humano con según que fragancia el acercamiento entre hombre y mujeres era mayor.

Hoy en día los seres humanos producimos menos feromonas que antiguamente, además solemos tapar nuestro olor corporal con perfumes, colonias, geles etc… las feromonas se producen a través de las glándulas sudoríparas, aunque el mito que contra mas sudor segregas más se incrementa su efecto es totalmente falso. El incremento de feromonas dependerá de factores distintos, como puede ser el ciclo reproductivo de la mujer.

Tenemos que recordar que las feromonas se desprenden de manera involuntaria. Cuando nuestra nariz percibe el olor a feromonas notamos que en nuestro cuerpo se despierta un alto deseo sexual por la persona que esta desprendiendo dichas feromonas.

Cada ser humano tiene su propio olor, como cada persona tiene sus propias huellas digitales. Recordemos a los perros rastreadores de personas, que les dan a oler prendas de vestir para que busquen exactamente el mismo olor. En el olor de cada ser humano es único, por este motivo cuando nos probamos las mismas feromonas en personas distintas el olor es muy diferente.

No desprenderemos el mismo olor cuando estamos con nuestra pareja haciendo un masaje intimo con aceite de feromonas que por el contrario si nos ponemos feromonas para salir a pasear una tarde, el olor que desprenderá la fragancia será un olor notablemente diferente.

En nuestra tienda erótica vibralia.com disponemos de una gran gama de fragancias de feromonas, capaces de despertar el deseo sexual al sexo contrario, algunas de ellas son inoloras.

Se ha podido descubrir que las feromonas además de despertar el deseo sexual entre los seres humanos, favorece el placer en las relaciones sexuales.

Por otra parte, no se trata de la cantidad de nos pongamos de la fragancia a feromonas, este no es un remedio milagroso, si la persona no tiene ningún interés en tener relaciones sexuales con nosotros tampoco las tendrá, ya que las feromonas solo intensifica el interés y el deseo.

Existen feromonas para atraer a los dos sexos. Lo que debemos de tener muy claro es que si no hay deseo por los dos partes, no producirá entre nosotros el efecto deseado.

En nuestro sex shop  vibralia.com disponemos de feromonas presentadas en perfume, colonia, aceites de masajes, geles, escoge una de ellas para convertirte en el centro de atención.

Publicado el 19/06/2010 por Lola Rodríguez Home, AFRODISIACOS MASCULINOS, AFRODISIACOS FEMENINOS, FEROMONAS 498

Noticias Relacionadas

COMO ATRAER A LAS MUJERES CON PERFUME DE FEROMONAS

Muchos hombres se preguntan si existe alguna fórmula mágica para volverse irresistibles a ojos de las mujeres.

LA BUSQUEDA DEL ETERNO AFRODISIACO

Durante tiempos inmemoriales, los seres humanos han mantenido relaciones sexuales y han luchado, paralelamente con el...

COMO ATRAER A LAS MUJERES CON FEROMONAS 1ª PARTE

Lo creas o no, nuestro olor tiene mucho que ver a la hora de atraer a nuestro amante. Nada más allá de los perfumes...

COMO ATRAER A LAS MUJERES CON FEROMONAS 2ª PARTE

Después de descubrir que se podían extraer las feromonas de animales para utilizarlas en perfumes de feromonas y...

SEX SHOP ONLINE

El estrés, el cansancio, la monotonía,… son aspectos que acaban minando la relación sexual con nuestra pareja. Seamos...

Menu